Sirvelia

Repositorio de Plugins en WordPress: Qué son y qué relación tienen estos dos conceptos

Los Plugins son pequeñas extensiones de código que permiten incorporar varias funciones que WordPress no proporciona por defecto.

Estas extensiones de código son desarrolladas por desarrolladores externos y se puede encontrar una gran cantidad de complementos para la misma función. La clave es encontrar la opción adecuada para cada usuario. Por lo tanto, la mayor parte del trabajo de un desarrollador o implementador de WordPress es saber qué plugin puede usar y cómo funciona este mismo.

«El repositorio de plugins y de temas»- Unsplash

Qué es el repositorio de plugins de wordpress

Dentro del sitio web oficial de WordPress hay una biblioteca de recursos gratuitos conocida como el repositorio oficial (el «repo», coloquialmente). Allí, hay una gran variedad de plugins y complementos para usar dentro de la web.

Este repositorio está dividido en dos espacios, uno dedicado a los plugins y otro a los temas (“themes”).

Cabe destacar y tener en cuenta que hay plugins que funcionan a su vez como extensiones de otros plugins.

Por ejemplo, WooCommerce, el plugin que permite crear tiendas online también tiene, simultáneamente, cientos de extensiones para disfrutar de más modos de pago online, reservas, pagos recurrentes, entre muchas otras opciones. Si quieres conocer más a fondo WooCommerce y sus funciones, puedes entrar al link del anterior artículo de Sirvelia.

Los temas para WordPress, el otro espacio con el que está dividido el repositorio, son una colección de estilos y plantillas de página que permiten modificar la forma visual de mostrar el contenido. Es la parte más atractiva del sitio web y su elección es fundamental incluso a nivel de accesibilidad y / o usabilidad.

Se pueden utilizar diferentes temas para mostrar un mismo contenido, lo que afectará su estética y afectará la conversión o participación (compromiso del usuario) de manera derivada.

«Uso de plugins para crear webs»- Unsplash

Requerimientos para formar parte del repositorio

El contenido del repositorio, los temas y los complementos deben cumplir con un conjunto de requisitos básicos. Básicamente y el más importante es que su uso debe ser libre y gratuito. Por supuesto, todos deben cumplir con la licencia GPL (General Public Licence), pero también debe ser gratuita.

Es cierto que algunos brindan características adicionales a la versión Premium y de pago, pero el repositorio debe ser completamente funcional y cumplir con sus funciones básicas.

Qué ofrece el repositorio

Para los desarrolladores, el manejo del código para plugins o temas del repositorio suele ser más fácil que el código de otras Fuentes y de otras extensiones. La razón es que existe un código de buenas prácticas que se debe seguir cuando el plugin pasa el proceso de verificación requerido por el protocolo del repositorio.

Todo el software que sube al “repo” adquiere una visibilidad bastante más alta que en los sitios personales y debe ser firmado por su autor. Si no está aceptado, puede llegar a conducir a una inyección de un programa maligno menos inadvertida y se puede denunciar rápidamente.

Es muy recomendable tener mucho cuidado con las fuentes de las que se descargan los softwares y plugins para WordPress. Es pertinente hacerlo solo de desarrolladores reconocidos o de los sitios más populares.

«WordPress y el uso de los plugins»- Unsplash

La relación entre plugins y WordPress

A través de los plugins es posible completar la instalación de WordPress con las funcionalidades que cada usuario necesite. Esta facilidad de añadir y ejecutar distintos plugins se puede llegar a convertir en un vicio. Es por esto que es importante tener en cuenta algunas consideraciones.

No hay ninguna regla escrita que impida instalar tantos plugins como se deseen. Sin embargo, sí que es importante saber que las probabilidades de tener problemas de rendimiento o incompatibilidades aumentan cuanto más plugins se tienen instalados en WordPress.

Además, cuantos más plugins se tienen instalados y activados, más fragmentos de código se estarán ejecutando en la web. Esto, por sí mismo, no debería ser ningún problema. Pero cómo esté programado cada fragmento de código si puede influir en el rendimiento de la web. Por lo tanto, a mayor número de plugins, mayor probabilidad de sobrecarga de funciones en la página.

En cuanto a la compatibilidad, es más posible que sea incompatible y que un plugin choque con otro si hay otros 40 activados en la misma instalación. Mientras que en otra web que sólo haya cuatro plugins, las probabilidades de incompatibilidad son mucho menores.

Por último, para evitar todos estos problemas, además de utilizar el número mínimo de plugins posibles, también es importante vigilar la calidad de las extensiones que se instalan en el propio WordPress. Lógicamente, los plugins de desarrolladores especializados o con un número alto de instalaciones siempre estarán más vigilados y producirán un número de fallos menor.

Teniendo en cuenta todo esto, no tengas miedo a instalar plugins ni a usarlo sino, ten en cuenta el cantidad que deseas utilizar y la calidad de estos.

Presupuesto Online