Saltar al contenido

¿Qué es un TPV o terminal de punto de venta?

Si te preguntamos si sabes qué es un tpv, lo más seguro es que nos digas que sí. Aunque probablemente ya no te atrevas con el significado del acrónimo… 

TPV responde a las siglas de Terminal Punto de Venta, y en inglés se conoce como POS (Point of Sale). 

Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol. 

Pero probablemente sea más complicado definir qué es exactamente un TPV. Muchos lo asocian al clásico datáfono de los comercios, pero la realidad es que un TPV no solo es un datáfono

Diferencias entre TPV y datáfono

A pesar del imaginario popular, que asocia TPV y datáfono como si fueran lo mismo, la realidad es que el datáfono es físico, mientras que el TPV no

De hecho, el datáfono es este aparatito que te ofrecen en un comercio local para pagar. Sí, este “cachivache” por el que antes deslizabas la tarjeta, o la introducías en la ranura, o en los tiempos que corren, acercas la tarjeta contactless o incluso el móvil para pagar tus compras.  

El TPV, en cambio, es el sistema que permite pagar en un comercio, ya sea un comercio físico u online. De hecho, un TPV incluye un datáfono, pero no es solo eso

¿Qué es exactamente un Terminal Punto de Venta?

Un TPV, como ya hemos visto, incluye un datáfono, pero también el resto de componentes necesarios para gestionar las ventas de un negocio

que es un tpv
Foto de Blake Wisz en Unsplash

Para que nos entendamos, un TPV incluye el software (programa informático) necesario para realizar cobros y administrar las compras, pero también puede incluir el hardware (los elementos físicos). En muchos casos incluye un cajón para los billetes y las monedas (piensa en los supermercados, por ejemplo), un lector de código de barras (de nuevo, un supermercado te sirve para hacerte una idea), o una pantalla (a veces, táctil). 

Por lo tanto, el TPV es este ecosistema alrededor de las ventas de un negocio

Por supuesto, el TPV es tanto para los comercios físicos como para las tiendas online, que usan el TPV virtual para gestionar el cobro a través de la red. 

¿Cómo funcionan los pagos con tarjeta en un Terminal Punto de Venta?

Aunque la operación de pagar con tarjeta puede parecer algo muy sencillo, esconde un proceso complejo que requiere de bastantes pasos a nivel virtual (tanto si se trata de una compra en un comercio físico, como si es en un ecommerce).

Actores que intervienen en una transacción con tarjeta: 

Emisor

Se trata del banco que entrega la tarjeta al cliente, y el que valida que haya fondos en la cuenta del cliente para que se pueda cargar la compra.

Cliente titular de la tarjeta

El cliente, la persona que realiza el pago en la tienda física o virtual a través de este TPV, que puede ser físico o no. 

Vendedor (propietario del Terminal Punto de Venta)

La tienda o el comercio (físico u online) que dispone de un Terminal Punto de Venta que incluye un datáfono para aceptar pagos con tarjeta.

Adquirente

Se trata de la empresa que recibe los datos de la tarjeta del cliente y, una vez aplicada la seguridad necesaria, envía el dinero a la cuenta del comercio vendedor. Se puede decir que el adquirente es un mediador entre el vendedor y el esquema de tarjetas. 

Esquema de tarjetas

El conjunto de grandes marcas que administran las tarjetas (como es el caso de Mastercard, Visa, American Express) y verifican que las tarjetas sean legítimas. Es también el esquema de tarjetas el que manda los datos al emisor (el banco). 

Partes de un Terminal de Punto de Venta

Ya hemos visto, cuando diferenciábamos entre TPV o datáfono, que el Terminal Punto de Venta incluye un datáfono, pero también muchos otros elementos. Vamos a verlos. 

Software de un TPV

Los Point Of Sales tienen un programa de gestión que les permite funcionar y coordinar el stock de la tienda con las ventas o devoluciones que se hagan

Los softwares de los distintos TPV pueden ser a medida, comerciales, o específicos. 

En el caso de los softwares a medida, un equipo de desarrolladores especializados prepara un programa específico para una sola empresa, a medida. Es más caro, pero permite ajustarse a todas las particularidades de la empresa. 

En el caso de los softwares comerciales, se trata de programas genéricos que están preparados para servir a comercios de un determinado sector. Los hay predefinidos para hostelería, farmacia o incluso tiendas de ropa. 

Tienen la ventaja de que suelen entender las necesidades de un sector, pero no permiten modificar ni ajustar. 

La mayoría de estos softwares comerciales permiten gestionar bien los inventarios, la facturación, la coordinación entre inventarios de distintas tiendas (físicas) e incluso algunos permiten estar en la nube

El hardware de un TPV tradicional

El hardware incluye todo aquello “duro”, los elementos físicos para completar el sistema de punto de venta. 

En algunos casos, se presentan los elementos de forma compacta, y en otros, el hardware es modular. 

En todo caso, los elementos del hardware de un TPV son los siguientes: 

Monitor 

Se trata de una pantalla, que puede ser la de un ordenador normal, o uno que permita un uso táctil (ya sea con el dedo o con un puntero). Los monitores táctiles permiten agilizar toda la gestión de la venta y ahorrar tiempo al comercio. 

Teclado

Igual que el monitor, puede ser un teclado tradicional de PC, o uno más pequeño para ahorrar espacio. En algunos casos, se dispone de teclados específicos, y algunos incluso incluyen imágenes de los productos en las teclas. 

Pistola laser-lector de código de barras

El lector de código de barras, más conocido como la pistolita láser, sirve para interpretar los símbolos y combinaciones alfanuméricas (código de barras) de cada producto a la hora de venderlo. 

La función del lector es transcribir dicho código como si fuera tecleado por el dependiente, evitar posibles errores al teclearlo, y además, reducir significativamente el tiempo empleado por el vendedor. 

Cajón portamonedas

Los cajones para guardar monedas y billetes se abren automáticamente en cuanto se cobra una compra. Por supuesto, este tipo de hardware está pensado exclusivamente para compras en el sector offline. 

Algunos modelos de cajones portamonedas tienen un funcionamiento más parecido al de una caja de seguridad, con carcasas de acero, 

Impresora de recibos

Permite imprimir el recibo para el cliente. Existen tres tipos de impresoras para los recibos, las matriciales, las térmicas y las de tinta (poco habituales).

Pantalla o visor electrónico 

Esta pantalla permite que el cliente vea la operación de venta, o incluso que se le muestre información adicional a su venta. 

En algunos casos, estas pantallas pueden incluir gráficos con ofertas, recetas o cualquier otra sugerencia. 

Lector de tarjetas con banda magnética

Más allá del datáfono, algunos TPV incorporan lectores independientes de la tarjeta, que se conectan al TPV. Este dispositivo transcribe la información de la banda magnética de la tarjeta del cliente para realizar una transacción de venta. 

Lector de tarjetas EMV

lector de tarjetas
Foto de Clay Banks en Unsplash

En este caso, este lector independiente permite leer la información de tarjetas que tengan la tecnología EMV, gracias a su chip. Esto ocurre tanto si se trata de un datáfono con la posibilidad de pagar a través del chip, como con un pinpad (lector con teclado para validar el PIN).

El datáfono

Un datáfono es el elemento que garantiza la operación de intercambio de datos bancarios necesarios para ejecutar una compra. 

Existen distintos tipos de datáfono, cada uno con unas particularidades concretas. 

Terminal físico

Este es el más clásico entre los datáfonos. Se integra a tu TPV, se conecta a internet y a la corriente y ya está lista para funcionar.

Terminal inalámbrico

En caso de que el comercio tenga WIFI, este terminal aporta la ventaja de que permite moverse por todo el comercio. 

Terminal móvil

Este datáfono permite transformar un móvil en un datáfono. Es muy útil para autónomos y profesionales que viajan. Incluye una tarjeta SIM con conexión propia. 

Terminal integrado

Este tipo de datáfono incorpora también un sistema de contabilidad y ventas, por lo que se aproxima más a un TPV que a un datáfono.

Beneficios de usar un TPV 

Usar un TPV aporta organización y control al comercio, tanto si es una tienda física como si se trata de un comercio online. En general, los beneficios del TPV son:

  • Comodidad para el cliente.
  • Potencial incremento de las ventas y del beneficio.
  • Aumenta la seguridad en los pagos, tanto en metálico como con tarjeta.
  • Mejora la gestión del tiempo, y aumenta la cantidad de clientes que se pueden atender.
  • Gestión más efectiva del inventario y de los pedidos a proveedores.
  • Posibilidad de realizar un seguimiento a los clientes y las ventas realizadas.
  • Ofrecer descuentos y ofertas personalizadas.
  • Simplificar la facturación de tu negocio.
  • Minimizar las posibilidades de robo.
  • Control de empleados, etc.
  • Permite aceptar propinas también con tarjeta, en un contexto en el que los pagos en efectivo se van reduciendo cada vez más. 
  • Facilidades para que los clientes extranjeros puedan pagar con tarjeta directamente en su moneda de origen (y sabiendo el importe que les van a cobrar). 

¿Qué es un TPV virtual? 

El TPV virtual es la versión online del clásico TPV de comercio tradicional. En realidad, el TPV virtual se distingue del tradicional simplemente porque su datáfono no es físico sino que es online, lo que se conoce como una pasarela de pago. 

Para poder cobrar online, es necesario usar un TPV contratado a un banco, o usar una pasarela de pago como por ejemplo Stripe. 

A la hora de contratar un TPV online, es importante haber negociado con el banco las condiciones del contrato de prestación de servicio: cuáles van a ser los costes de mantenimiento del TPV digital, las comisiones asociadas a cada venta y si hay algún otro factor a tener en cuenta. 

En el proceso de configuración del TPV virtual se introducen cuáles van a ser los métodos de pago aceptados, ya sean tarjetas de débito, de crédito o prepago. Además, en este proceso de configuración también se puede llegar a habilitar la opción de pago por Bizum, un sistema de transferencias sencillo que usa el móvil del receptor para mandar dinero.

¿Cómo funciona un TPV virtual?

En el proceso de compra del cliente, cuando llega al checkout (la parte final en la que ya introduce los datos de la tarjeta), el consumidor incluye los datos de su tarjeta y la tienda online ofrece los distintos datos de la venta, como el importe o la moneda.

como funciona un tpv virtual
Foto de Pickawood en Unsplash

El TPV le pide al cliente datos clave como el nombre del titular de la tarjeta, la numeración de la tarjeta, la fecha de caducidad y el código  CVV de 3 cifras, que habitualmente está en la parte posterior de las tarjetas de crédito.

El terminal conecta con la entidad financiera de la tarjeta del cliente, y le solicita autorización para saber si hay fondos o no. 

Pero es probable que ahora surja una duda bastante habitual en el mundo online. ¿Es esto seguro? ¿Pueden mis clientes pagar de forma tranquila en el TPV virtual de mi ecommerce?

La seguridad en los TPV virtuales

En muchas ocasiones, el desconocimiento hace que se miren con recelo según qué soluciones tecnológicas.

El pago con tarjeta ya era algo de lo que la gente mayor tenía miedo, hasta que se popularizó, y hoy en día, muchas personas ya lo consideran algo normal en su rutina. 

Ahora, el hecho de dar los datos de la tarjeta en un comercio online, del que no vemos la persona que hay detrás, puede costar todavía un poco en determinados sectores de la población. 

Pero… ¿Por qué son seguras las compras hechas en TPV online?

Se verifica dos veces. 

La mayoría de operaciones de compra con tarjeta que se hacen a través de un TPV online implican una doble verificación que busca evitar fraudes. Esta doble verificación puede incluir un código que se manda por SMS al móvil del titular de la tarjeta, o un aviso en la aplicación móvil de su banco.

Por la normativa PCI DSS

Lo sabemos, probablemente esta normativa no te suene de nada. PCI DSS responde a las siglas Payment Card Industry Data Security Standard (o Estándar de Seguridad de Datos de la Industria de las tarjetas). Con esta normativa se buscan unos estándares básicos de seguridad en el uso de las tarjetas a nivel online. 

Por el Machine Learning

Una de las ventajas de la tecnología es el aprendizaje automático, por el que los datos de las compras se almacenan para poder identificar patrones que indiquen que las compras son o no reales. Este aprendizaje permite detectar si se hace una compra desde una IP diferente al país habitual, o si la IP está en una lista negra, lo que permite prevenir fraudes.

El TPV tradicional vs. el TPV del futuro 

Desde Sirvelia estamos convencidos de que el TPV del futuro ya está aquí. Y de hecho, estamos trabajando en un plugin para WooCommerce que permita justamente potenciar este TPV del futuro: sin hardware, elementos externos y maximizando los beneficios de un terminal punto de venta. 

¿A qué nos referimos con este TPV del futuro

El sistema de gestión que estamos preparando permite que el inventario de una tienda esté centralizado, tanto el stock de la tienda física como el de la tienda online

Esto es una revolución en toda regla, porque soluciona el gran problema de los errores de stock en tiendas que tienen presencia física y online, cuando en ocasiones, aparece un artículo disponible en online, pero en realidad, se ha vendido en el establecimiento físico. 

Además, este plugin permitirá gestionar todo el terminal de punto de venta de forma moderna, solo con una tablet o incluso un móvil, y evitando la necesidad de hardware pesado.

Por supuesto, el comercio que quiera tener algún accesorio físico como un lector laser, podrá pedirlo (aunque puede sustituirse por la cámara de la tablet). Lo mismo ocurrirá con la impresora técnica para los recibos: se podrá pedir, ¿pero para qué hacerlo, si se puede mandar el ticket de compra por email?

La revolución en el ámbito de los Points of Sales ha venido para quedarse, para facilitar la gestión de un comercio, tanto físico como online, y para eliminar “cachivaches” superfluos. 

Este nuevo plugin para TPV permitirá almacenar toda la información en la nube, lo que es también una gran ventaja respecto al almacenaje de información “tradicional”. 

En definitiva, nos gusta pensar que esta forma de digitalizar un negocio es revolucionaria por el cambio de enfoque: ya no se trata de pasar un negocio físico al mundo online. 

Se trata del “online first”. El approach va a ser justamente pensar primero en las ventas online, y luego ya se verá cómo este negocio se traspasa al mundo offline. 

Si tú también quieres formar parte de esta revolución, déjanos tus datos para que podamos ver juntos si este nuevo plugin para ecommerce puede ayudarte.