Y si te decimos que las fotos de dentista… ¿no son de dentistas?

Este artículo pretende ser un alegato en favor de las páginas webs profesionales con elementos hechos a medida. Y no solo nos referimos al desarrollo web, sino a todo el resto de elementos que convergen en una página web.

Hay que pensar en la estructura web, la usabilidad, los textos (el copywriting), y hay que conseguir que todo el conjunto tenga una armonía y coherencia.

Muchas veces se crean webs a medida, con textos profesionales, desarrolladores web y programadores especializados y el proceso se hace con toda la profesionalidad posible. Pero… hay un detalle que suele escaparse y que puede tirar por suelo el trabajo de meses, y la reputación de la empresa que renueva su web.

Se trata de las fotografías y toda la parte gráfica. La identidad visual de una empresa. Muchas empresas no creen necesario tener fotografías profesionales propias porque no le ven el beneficio.

Ocurre sobretodo con empresas que venden servicios. Al no tener un producto físico que fotografiar, creen que será suficiente con una foto de un encajón de manos o de personas reunidas (habitualmente rubiales de estilo nórdico, bastante alejado de los pelos castaños que se estilan por nuestras empresas).

Es cierto que hay que pensar en muchas cosas cuando se crea una página web de nuevo, lo hemos visto.

Pero caer en las típicas fotos de dentista es un error colosal.

Espera, ¿no sabes lo que son las fotos de dentista?

¿Qué son exactamente las fotos de dentista?

El concepto de fotos de dentista probablemente no esté muy extendido. Es un poco “Sirvelia-made”, pero creemos que ejemplifica algo que sucede muy a menudo, sobre todo gracias a la proliferación de bancos de imágenes gratuitas.

Nosotros entendemos por fotos de dentista todas aquellas imágenes que no son personalizadas ni adaptadas a una empresa, y que tanto pueden usarse para una compañía aseguradora como para una agencia de comunicación. Suelen ser las imágenes a disposición de todo el mundo en bancos gratuitos de imágenes como Unsplash, Pexels o Pixabay.

¿Cómo descubrir si una empresa tiene fotos de dentista?

Hoy te contaremos un secreto. Existe una forma de descubrir (a parte del instinto) si una fotografía es propia o es de banco de imágenes.

A pesar de que no es el objetivo de este artículo, verás qué sencillo es descubrir si una imagen se repite una y otra vez a lo largo y ancho de internet.

Existen diferentes herramientas que pueden servir, pero una de las más sencillas se encuentra en www.tineye.com.

El proceso es tan sencillo como incluir el link de la imagen que quieres analizar, o cargarla directamente a la web, y te da la cantidad de veces que ha sido usada en internet. Incluso puedes ver qué otras páginas la utilizan.

Seguramente un cliente no usará este pequeño truco para analizar las fotos de una web a la que entre, pero la realidad pura y dura es que crea una sensación impersonal y aséptica.

Este tipo de imágenes echan para atrás a los clientes, no te representan como marca (¿cómo van a hacerlo, si tanto pueden aparecer en un despacho de abogados como en una web de un emprendedor freelance?), y da una imagen poco profesional.

El caso más representativo (y gracioso) de las fotos de dentista

Hace unos años, con el auge de internet y la proliferación de páginas webs en empresas de todos los sectores, las imágenes de stock tuvieron un momento álgido. Y de hecho, todavía viven un momento dulce, aunque no con la repercusión de las mujeres riendo ante una ensalada.

El caso de las imágenes con mujeres riendo ante una ensalada

Hacia el año 2011, se hizo viral una compilación de fotografías de mujeres riendo ante una ensalada. Lo que empezó como algo humorístico, sirve, todavía hoy, para enfatizar la importancia de una imagen corporativa cuidada y (sobre todo) personalizada.

Ocho años después, las mujeres riendo solas ante una ensalada han quedado en el olvido, pero en su lugar han aparecido las mesas de madera con portátil Apple, gafas y libretas bonitas.

La mayoría de freelance del mundo online las usan. Se llaman flatlays, son estéticamente muy bonitas, pero si no le añades nada que identifique a tu marca, estás perdido. Perdido en el ciberespacio de las empresas que usan fotos de Macs, gafas y plantas tipo Aloe.

Razones para NO usar fotos de stock o “de dentista”

Ahora que ya has visto nuestro peculiar concepto de fotos de dentista, queremos contarte tres razones por las que no deberías usarlas en tu web.

Las fotos impersonales no generan empatía

Usar una fotografía de dos personas encajando manos, o de una mesa con un ordenador y una agenda es impersonal y demasiado aséptico. Las ventas siempre surgen tras conseguir una relación de confianza, y no vas a generar confianza con un tipo de fotos así. Mejor hacer unas fotografías del lugar de trabajo, de tus propios empleados, o del equipo directivo.

Las fotos de stock tienen menos conversión.

Sí, en este mundo de internet está todo estudiado. Existe una página web que se dedica a hacer experimentos en el ámbito del marketing y se dedicaron a probar los ratios de conversión de una página de suscripción. Hicieron un test A/B, dos páginas con exactamente el mismo texto, pero una incluía la típica persona con un “pinganillo”, mientras que la otra tenía la fotografía del fundador de la empresa. El resultado: la imagen de stock consiguió un CTR (click through ratio) del 7,16%, mientras que la foto del empleado real tuvo un CTR del 9,64%. Esto implica una diferencia del 34,7%. ¿Imaginas lo que podría suponer en cuanto a ventas?

Las fotos de banco de imágenes no muestran tu propuesta de valor

Este tipo de imágenes son tan impersonales porque están pensadas para poder ser utilizadas por un rango muy amplio de personas y negocios. Por eso, piensa siempre si la imagen que vas a usar representa tu propuesta de valor y tu personalidad como marca.

Tu mejor opción: fotos originales y elementos gráficos acordes a tu identidad

La imagen que tu negocio da en internet es importante. Por eso, utiliza fotografías originales y crea contenido que sea auténtico y relevante a tu negocio. Recuerda siempre qué es lo que te hace diferente, y explótalo en las fotografías.

Puedes contactar con un fotógrafo profesional para hacer un shooting y conseguir tener un buen stock de fotografías de tu empresa. Otra opción es crear contenido infográfico con tu identidad corporativa, que puede hacerte un diseñador gráfico profesional.

Y tú, ¿conocías este concepto de “fotos de dentista”? Si te has sentido identificado, nos encantará leer tu opinión sobre el tema.