644 71 45 10

¿Es el mantenimiento web imprescindible?

Sí. El mantenimiento web es imprescindible.

Después de finalizar el desarrollo de tu web, ya sea con una plantilla o con la ayuda de profesionales del desarrollo web, empiezas a recibir visitas y, si todo ha ido bien, estás pletórico. Por fin estás en la red. Has hecho el primer paso.

Los meses van pasando y todo va viento en popa.

Hasta que un día, sin previo aviso, empiezas a notar pequeños errores. Pero bueno, la web funciona bien en general y nadie se quejado, todavía. De vez en cuando notas que la web tarda una eternidad en cargar, pero sólo en contadas ocasiones. Piensas que algo está fallando.

¿Actualizas todos los elementos que integran tu web? ¿Sabes qué puede fallar y como arreglarlo? ¿Has contratado el mantenimiento web a algún profesional?

 

¿Qué es el mantenimiento web?

El mantenimiento web el compromiso de prever y remediar alteraciones puntuales que afecten al correcto funcionamiento de la web. Proteger la integridad de tu web para que no pierdas ninguna visita (oportunidad) y así puedas seguir disfrutando de tu espacio en la red.

Existen muchos modelos de mantenimiento web, pero los más comunes son,

Mantenimiento web técnico

El modelo más común y el más necesario.

Es el compromiso que tu web siga siendo tu web, como el primer día. Que tus usuarios sigan utilizando un formulario de contacto seguro, que puedan navegar con el móvil correctamente, que no se cansen de esperar, que sigan comprando tus productos…

El mantenimiento web técnico te soluciona los problemas provocados por la falta de actualización de algún módulo, por la aparición inesperada de errores de programación (quizás provocados por una actualización de un módulo de terceros), por el ataque debido a la falta de seguridad, y muchos otros.

No es ciencia ficción. Necesitas alguien que sepa lo que hace.

Un buen mantenimiento web técnico mejora la seguridad de la web. Detecta y elimina vulnerabilidades, audita tus datos de acceso (¿sigues utilizando 1234 como contraseña?), te protege de ataques externos.

También procura mantener tu web actualizada. Cuando los numerosos módulos utilizados en las web se actualizan, debemos comprobar que la web sigue funcionando como hasta ahora. Quizás con la última actualización estás perdiendo una funcionalidad que antes tenías. El mantenimiento web técnico previene esta situación desagradable.

Además, controla el estado del servidor. Si tu web ha caído, es decir, que no se visualiza, se trabaja para arreglarlo. ¡Inmediatamente! Tú puedes seguir con tu negocio con tranquilidad. Sabes que se va a solucionar en breves.

Mantenimiento web de contenidos

Otra opción común es el mantenimiento web de contenidos.

Se basa en el compromiso de subir, editar y/o eliminar el contenido en tu web y vigilar su correcta visualización, ¡siempre!

A partir de una planificación mensual, trimestral, o similar, puedes preparar los contenidos con antelación para que los profesionales los suban y editen. Recuerda que los buscadores son muy estrictos con el contenido web.

 

 

¿Te puede interesar el mantenimiento web?

El mantenimiento web podría no interesarte para tu proyecto. Quizás tienes una web muy sencilla. ¿Una web estática? Pero lo más seguro es que no, aunque te lo parezca, si utilizas WordPress, Drupal o otro CMS, tu web no es tan sencilla como podrías pensar. Un mantenimiento web puede ser de utilidad.

Dedícate a eso que sabes hacer: diseñar logotipos, escribir contenido para otras marcas, crear piezas artísticas, etcétera. Perder una hora y acabar frustrado porque no encuentras cómo solucionar que el menú de tu web ahora aparezca en dos líneas no tiene vuelta atrás. No pierdas más tiempo. ¿Cuánto vale tu hora?

 

¿Te preocupa el presupuesto?

Por norma general, un mantenimiento web profesional tiene un coste relativamente bajo.

Pero, ojo, el mantenimiento web depende de la configuración e instalación de tu web. Cuanto más compleja, cuantos más módulos extraños utilice o cuantas más modificaciones sobre la marcha hayas realizado, más costoso puede resultar.

A veces sale más caro arreglar algo que hacerlo de nuevo.

 

3 acciones que puedes hacer hoy para mantener tu web

Aprovecho este artículo para insistir en lo de siempre. Recuerda: tu web es el eje comunicativo de tu negocio.

Cambia tu contraseña de acceso

Protege la puerta principal de tu web. Cambia la contraseña de acceso de administrador regularmente. Además, procura que sea una contraseña fuerte. En esta web puedes comprobar la fortaleza de una contraseña.

Copias de seguridad

Prepara copias de seguridad automáticas. Muchas de las situaciones “dramáticas” se solucionan volviendo a una configuración conocida. No lo dejes pasar.

Si no sabes cómo hacerlo, contacta con tu proveedor de hosting.

Elimina lo que no uses

Si utilizas algún CMS como WordPress sabrás qué son los plugins.

Los plugins, o módulos, en una web pueden ser muy útiles. Pero también pueden provocar fallos de seguridad o incluso ralentizar tu web. Si has instalado muchos, seguro que notas que tu web no carga tan rápido.

Elimina esos que no uses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guía Gratis
Cómo analizar la web de ese competidor

Descarga gratis