Sirvelia

¿Quieres crear una página web? Estas son las claves para que tenga éxito

Crear una página web es un proceso largo y complicado, que se tiene que pensar muy bien el contenido que se ofrece y cómo se quiere poner a disposición del usuario. Por ese motivo, es importante tener en cuenta ciertos puntos, claves, para que la web sea lo más beneficiosa posible tanto para el lector como para la empresa.

Si tu intención es la de crear una página web desde cero, empieza por leer este artículo. ¡Así podrás ver qué pasos seguir!

Diseñar una página web
Unsplash

1. Debe ser visualmente atractiva

Uno de los primeros parámetros para tener en cuenta es el atractivo visual. Es completamente necesario que cada página web entre bien por los ojos, es decir, cree un impacto ante el usuario.

La pregunta clave para responder y que ayude a saber qué tipo de elementos visuales se deben insertar es: ¿cómo diseñar la página web para que todo esté bien ordenado? Es importante ponerse en el lugar del usuario para saber qué le va a gustar más, qué le puede gustar menos y en qué se va a fijar. Es importante averiguar cómo diseñar la página web para que sea atractiva y agradable a la vista, pero siempre desde un punto sencillo y minimalista.

a. Colores

Hay que tener mucho cuidado con los colores, se puede convertir en un vicio. Es posible que termines cogiendo una obsesión y este cambiando los colores día sí día también. Para su uso, se podría hacer un estudio de colores segmentado por edad o sexo ya que depende del público objetivo al que vaya destinado se les da más importancia a unos u a otros. Es importante, entonces, tener en cuenta la psicología del color.

Para el diseño si es necesario que sigas unas reglas y que tengas en cuenta que hay colores catalogados como “prohibidos” ya que no son adecuados para poner en la página web. Es importante tener en cuenta que no se debe abusar de los colores muy llamativos para partes principales de tu sitio, ya que, de primeras, será demasiado brillante y dañino a la vista. Por lo tanto, no retendrá al usuario, es decir, no va a querer quedarse a ver la página.

Dependiendo del tipo de blog o de si eres hombre o mujer, los colores elegidos varían; pero independientemente del sexo, los colores deben seguir una línea siempre siguiendo una gama de combinaciones.

Unos ejemplos de colores que combinan entre sí son:

  • ROJO: Para el color rojo va muy bien los tonos blancos, grises, azules, crema y negros.
  • AMARILLO: Para el amarillo es una buena elección optar por tonos rojo, verde o azul.
  • VERDE: Para el verde, algunos de los colores que combinan son el color arena, los marrones y variaciones del mismo verde.
  • ROSA: Para el rosa, algunos de los colores que combinan son el azul marino, el negro, el blanco y el gris.
  • MARRÓN: Para el marrón, algunos de los colores que combinan con él son el beige, el canela, el granate, el color arena.
  • BLANCO: El color blanco combina bien con casi todos los colores. No lo mezcles con tonalidades claras.
  • NEGRO: El color negro es considerado el color universal, combina bien con casi todos los colores, menos con los oscuros ya que sino no hay distinción.
  • GRIS: Es un color muy neutro y combina con el negro, el blanco, el rojo, el rosa, el amarillo y el azul oscuro.
  • AZUL: El color azul tiene fácil combinación con los tonos grises, rojizos y gama de colores crema.
  • MORADO: El color morado tiene una buena combinación con el blanco, el rosa, el beige y el negro.

En cuanto a la combinación ya puesta en materia, centrada en la web únicamente, la cantidad de colores a usar deberían ser tres o cuatro, como máximo. En el caso contrario, si se abusa de ellos, a los usuarios puede marearlos y confundir una web formal con una demasiado informal.

La forma más lógica de usarlos sería la siguiente:

  • Un color de fondo: Suelen ser colores claros que den luz a tu sitio. Así, el copy que se le inserte será más visible. Pueden usarse blancos y grises, por ejemplo.
  • Un color predominante: Un color algo más llamativo que pegue con los colores claros, para dar más visibilidad a ciertos aspectos o elementos de la web.
  • Un color para captar la atención del usuario: Colores llamativos para botones, call to action, espacios que se quieran remarcar…

b. Tipografía

El uso del tipo de letras es otra parte es importante tener en cuenta, no es lo mismo el tipo de letra que se ve en papel a como se muestra en la pantalla del ordenador. La tipografía debe ser legible y de fácil comprensión. En uso de la mayúscula se debe limitar al máximo posible, solo se debería usar para hacer llamadas a la acción o sino puede parecer que se grite o se exijan acciones.

Para escoger la mejor tipografía para insertar en la web, se debe tener en cuenta si es para usar en los títulos o partes donde el copy sea más corto o si es para una simple navegación y se necesita precisión y legibilidad.

La tipografía para títulos, enlaces o párrafos cortos óptima puede ser:

  • Vollkorn
  • Merriweather
  • EB Garamond
  • Lustria
  • Libre Baskerville
  • Sans Serif

En cambio, para la navegación y el cuerpo, la tipografía óptima puede ser:

  • Open Sans
  • Roboto
  • Lato
  • PT Sans
  • Ubuntu
  • Arimo

2. Todo lo que hagas, debe ser con un propósito.

Una vez creada la página por primera vez, es necesario ir probando nuevas cosas y actualizando siempre y cuando sea necesario. Los pequeños retoques, cambios de algún color, nuevos widgets… ayuda a mejorar el contenido en páginas estáticas.

a. No toquetees sin sentido

Siempre y cuando se quiera hacer retoques o cambios, entonces, hay que mejorar y buscar una atracción, pero sin pasarse, es decir, no sobrepasar y cargar demasiado la página web. Con el tiempo, se irá mejorando, pero cuando sea necesario. En el caso de ver que algo dentro de la web no funciona, es importante mejorar los puntos que fallen. En el caso de que ya tenga éxito tal y como está, es mejor no tocar nada.

Antes de sacar la web a la vista, es importante haber planificado todos los puntos y todos los problemas que puedes surgir a lo largo de su creación.

No se puede perder el tiempo en retocar el sitio todos los días.

b. Crea la página con un propósito

Si el contenido de la página web es bueno y útil, se pueden establecer buenas relaciones de negocios y eso termina en rentabilidad y éxito para la empresa.

Es importante crear páginas para cumplir con un requisito identificado previamente. Durante la creación, es posible darse cuenta de que a veces no es necesario crear algunas páginas que previamente ya habías pactado.

Si se nota que la información que está en esa página no tiene ningún propósito, más que ocupar el espacio, es mejor quitarla: al final no está cumpliendo ninguna función. Aunque antes de eliminarla es importante preguntarse: “¿Cómo puedo hacer que la información de esta página ayude a quien me visita?”.

En este sentido, una buena forma de mostrar el propósito es mediante la sección ‘Sobre Nosotros’, que tenga como propósito ganar la confianza de los usuarios con la página web, y así convertirlo en un potencial cliente. Por supuesto, para eso será necesario hablar de las cosas que te diferencian del resto y que son importantes para el potencial cliente.

Muchas veces el propósito de la página se logra con el buen desarrollo de la historia. Se debe aprender a contar historias.

3. Ponte unos objetivos antes de crear la página web

¿Qué quieres que el visitante haga con la información que está en tus páginas? Esta sería la pregunta más importante para responder mientras se diseñe el contenido de la página web.

Cada página del sitio web debe tener un objetivo y, ese objetivo, debe ir enlazado con los objetivos de las otras páginas que forman el sitio web.

Es fundamental tener un objetivo principal, y sea vender productos o servicios u otro tipo de objetivos, que se logran con la suma de los objetivos específicos de todas las páginas.

Los objetivos específicos de las páginas se relacionan unos con otros y llevan de una acción a otra. Es decir, las páginas deben de relacionarse entre ellas para que los usuarios vayan navegando hasta llegar al objetivo principal. Esto se establece de acuerdo con las metas.

En el caso de un blog, probablemente lo que se quiera es que la visita se suscriba a los boletines o que comparta el contenido, y se debe procurar que eso ocurra.

a. Call to action originales

Cuando se plantean los objetivos de las páginas queda implícito que se realiza una llamada a la acción, una call to action. Aun así, esto no es suficiente como un objetivo.

Después de que la visita haya leído el mensaje y lo encuentre de valor, como para realmente interesarse y realizar la acción, debe tener un vínculo que lo lleve directamente a donde nosotros queremos. Si queremos que vayan a consultar nuestros productos, se debe dejar algún enlace que diga, por ejemplo, “Conoce más” y un enlace que redirija al sitio específico.

La idea de todo esto es que los usuarios interesados en hacer la acción la puedan realizar al instante. Es necesario que esto sea así, es decir, que se guie a nuestras visitas, porque si no, puede que no se logre la llamada a la acción.

Cada página del sitio web debe tener un enlace hacia otra sección de la mima web, según se hayan planificado las call to action. De hecho, esto es bueno incluso para el SEO de la plataforma, es decir el posicionamiento de la web en los buscadores de Internet.

4. No uses la barra de desplazamiento horizontal

El espacio que ocupe el contenido de la página web no debe se salir del encuadre principal del ordenador o el dispositivo desde el que se acceda. Es decir, si el usuario quiere ver todo el contenido NUNCA debe tener que mover la barra horizontal, no debería desplazarse hacia la izquierda o derecha para verlo. De lo contrario, puede llegar a ser irritante y pueden huir y no leer el contenido de la web. Lo más posible es que la competencia no use este tipo de barras y, por lo tanto, preferirán acceder a sus webs en lugar de la propia página.

Para ello, se debe pensar en cómo diseñar la página web con anchos fijos, que quepan en una pantalla pequeña, o con diseños web sensibles y adaptables a cualquier resolución de pantalla, grande o pequeña. Se debe tener en cuenta todos los dispositivos desde los que se quiera acceder, ya sean móviles o tablets. Para ello, puedes leer el artículo de nuestro blog donde se habla de ello.

5. Asegura que todos los enlaces funcionan

Este proceso de da por hecho, pero la gran mayoría de los creadores de página web no siempre se aseguran de que todos y cada uno de los enlaces funcionen a la perfección, sin fallos técnicos.

Cuando los enlaces no funcionan, frustran más al usuario de tu web ya que puede pensar que el problema es de su propio dispositivo. En momentos de pánico, los usuarios no tendrán la paciencia suficiente para entender que es la web la que no funciona. Debido a esto, el usuario no va a querer volver a la web y, por lo tanto, son visitas que se pierden.

Además, es importante dejar de usar Flash. En muchos casos, había páginas que tenían una estética muy impresionante, pero con muchos problemas para cargar. Eso también puede crear un sentimiento frustración en el usuario. De hecho, incluso los carruseles de imágenes se han dejado de usar porque interfieren en el óptimo funcionamiento de la página web.

6. Crea un logotipo y una marca personal

Un buen logo es señal de identidad, a la vez que ayuda a crear una marca personal que será la representación de la web y la empresa. Para ello, es importante buscar un logotipo que esté relacionado con la temática. Para saber cual es el más adecuado, siempre se puede preguntar entre trabajadores o usuarios potenciales para saber si les parece el apropiado. Si ya ha habido una captación visual por parte del cliente, un cambio pasado un tiempo puede ser negativo, por lo tanto, debe perdurar en el tiempo. Lo más normal es que el logo aparezca arriba a la izquierda. A continuación, debería ir el menú de navegación, pero se puede optar por otras alternativas como insertar el logo centrado. La ubicación en la derecha no es recomendada ya que puede llegar a pasar desapercibido. Crear un buen logotipo cuesta dinero, por lo que siempre se puede encargar la tarea a un diseñador gráfico ya que es una buena inversión.

La marca personal, por lo tanto, se debe cuidar para que nunca pase desapercibida. Eso será con lo que los usuarios sabrán qué hace de bueno la empresa. Para que sea más fácil darse a conocer también, se pueden usar las redes sociales ya que hoy en día son fundamentales y están presentes todo el día.

La marca debe ir asociada a la web, independientemente del nombre de dominio. 

7. Pon una presentación de tu web

Tener una página que se centre en el “Sobre Nosotros” es básico para que los usuarios sepan quién está detrás de la web, a qué se dedican y a quien pueden contactar si desean obtener más información. Pero ¿qué elementos deben estar dentro de esta sección?

  • Quién eres: no importa qué tipo de web se esté creando, debe quedar claro quién eres y quien forma parte de la empresa. Que haya este espacio en la página web ayuda a crear confianza entre los usuarios ya que sienten que están más cerca de los trabajadores y conocen quién está detrás del proyecto. Si además se usa una imagen, siempre son puntos positivos.
  • Información de contacto: Aunque esta información se encuentre en las partes inferiores de la web, si los usuarios lo tienen de manera accesible en una sola página web, querrá contactar directamente de manera clara, sencilla y rápida.
  • Formulario de contacto: Facilita el contacto directo para que el usuario pueda consultar dudas o preguntas que se le ocurran al momento. Así, los trabajadores podrán contestarle a través de mail y de manera personalizada.
  • Extras: puedes añadir enlaces a proyectos o noticias que se encuentren dentro de la web para que puedan navegar a través de ella.

8. Ten en cuenta todos los navegadores

Cada navegador web interpreta el código de una página web diferente a otro, por ejemplo, navegadores más nuevos como Google Chrome tienen un código más avanzado que otros como Internet Explorer, ya que no se actualizan tan a menudo.

Por lo tanto, prueba el diseño web en varios navegadores y en diferentes versiones. Así, aseguraras que todos los usuarios puedan llegar a entrar y leer todo el contenido, sin excluir a nadie. Especialmente, se debe comprobar en los principales: Safari (para dispositivos Apple), Firefox y Google Chrome.

Lo ideal sería además que se pruebe el diseño web en diferentes sistemas operativos o dispositivos. Así, se evitará que haya sorpresas y problemas técnicos y todo vaya rodado.

Diseño web
Unsplash

Ya estás listo para empezar tu nuevo proyecto enfocado en una página web. Con todos estos trucos, puedes dedicar más importancia al usuario ya que sabes lo que más le interesa y en lo que más se fija. En todo caso, siempre es posible contactar con un profesional para que lleve a cabo toda la programación, desarrollo y creación web.

Presupuesto Online