Sirvelia

Inbound marketing en nuestra web y en el blog

La creación de una página web tiene como objetivo principal el de atraer a los usuarios para que visiten el espacio y lean y consuman el contenido. La forma más práctica de conseguir estas visitas es utilizar las técnicas que ofrece el Inbound Marketing, el cual, utilizado correctamente, puede resultar una herramienta fundamental para dar a conocer la página web al mundo y a los usuarios potenciales de la página.

¿Qué es el Inbound Márketing?

Es una forma de marketing online que combina técnicas de marketing y publicidad no intrusivas en la que, el objetivo principal es contactar con un usuario al principio de su proceso de compra y acompañarle hasta la transacción final. Dicho de forma sencilla, se trata de hacer que el usuario busque a la página web por el contenido, sin que sean los creadores de la página web quienes hayan de usar recursos persuasivos para atraer a los consumidores de la información. Para ello, es fundamental conducir y guiar mediante las técnicas que proporciona el Inbound Marketing y sus pasos principales.

En definitiva, la principal finalidad de esta técnica es contactar con personas que se encuentran en el inicio del proceso de compra de un producto determinado. A partir de aquí, se les acompaña proporcionándoles el contenido apropiado para cada una de las fases del proceso de compra y el perfil, hasta la transacción final, con la intención de terminar fidelizándoles para que se conviertan en consumidores permanentes.

Planifica la estrategia de Inbound Márketing en tu web – Unsplash

Inbound Márketing aplicado a la página web

Una página web siguiendo la metodología de Inbound Márketing es un sitio web que incluye en su concepción la estrategia con el objetivo de crear un proceso de venta automático, orientando el contenido hacia el “buyer persona”, para atraer su atención e interés. Este tipo de páginas web son para empresas B2B (business to business) y también para empresas que venden productos y servicios de precios altos ya que los consumidores buscan de manera muy concreta el producto o servicio que se ofrece, es decir, tienen claro y van al grano a la hora de consumir. Tanto el B2B y las empresas con precios altos tienen en común que los procesos de venta son más largos en el tiempo y los usuarios buscan y comparan entre varias opciones antes de tomar su decisión de compra.

El marketing de atracción, es decir, el Inbound Márketing intenta a optimizar los recursos digitales y comerciales de una empresa al máximo para aumentar sus ventas. En lugar de “llamar la atención” de los clientes potenciales desarrolla una estrategia para que ellos mismos descubran el sitio y los contenidos cuando están haciendo alguna búsqueda en internet.

¿Qué diferencias tiene con una página web normal?

La diferencia principal entre una página web “tradicional” y otra aplicada a la metodología Inbound es que el segundo tipo se desarrolla con especialistas de desarrollo web, pero sobre todo y fundamentalmente con especialistas en márketing, con el foco y el objetivo puesto en captar nuevas oportunidades de negocio gracias al sitio web. Sin embargo, es importante seguir teniendo en cuenta el diseño y la esencia que la empresa o marca quiere transmitir. De hecho, al igual que el diseño y la imagen corporativa, una estrategia Inbound tiene como objetivo impulsar el branding.

Principalmente, las mayores diferencias vienen de dos aportaciones:

Los contenidos en una página de Inbound Márketing se crean ad hoc, es decir, con un propósito concreto para el Buyer Persona y para Google y la optimización de SEO con un objetivo concreto de captar nuevos Leads, en otras palabras, los futuros clientes.

Además, cuando se usa esta metodología se incorpora la instalación y configuración de un CRM (Gestión de la Relación con el Cliente) online, integrado en la página web y que ayudará a gestionar todas las oportunidades de negocio online.

Usa el blog para potenciar la estrategia – Unsplash

¿Por qué son tan importantes los blogs para el Inbound Márketing?

Hoy en día, los empresarios y encargados de márketing en una empresa son muy conscientes de la importancia del blog dentro de la web para ganar más visitas. En el caso de Inbound Márketing no es ninguna excepción. El SEO, el social media marketing (SMM) o el lead nurturing son algunos de los métodos más usados en la metodología de Inbound Márketing, pero el más importante de todos ellos es, sin duda, el marketing de contenidos, que da sentido a todos los demás. El blog, por lo tanto, es el eje central de este tipo de marketing ya que lidera las acciones de comunicación y proporciona el contenido necesario y deseado por el cliente, mientras que el SEO, el SMM y el lead nurturing, entre otras técnicas, contribuyen a conseguir más visitas y a ampliar la difusión de sus publicaciones.

Por lo tanto, se puede decir que el marketing de contenidos y, por consecuencia, el inbound marketing, no pueden funcionar y no tienen tanta utilidad sin un blog. La recomendación general es que tener un blog en el sitio web de la empresa es para poder aprovechar de manera más intensa el enorme potencial que el método proporciona, y que la temática de sus contenidos se relacione con la actividad de la compañía, es decir, hablar de temas que se conozcan y que tengan relación con la empresa.

El objetivo principal del blog es el de despertar la atención e interés de clientes actuales y potenciales mediante los contenidos publicados que se adecuen a sus intereses. De esta manera, se genera un ambiente de confianza del consumidor con la marca y se puede llegar a tener presente la empresa cuando se necesite obtener información o los servicios que ofrece, en definitiva, fidelizar al cliente de la compañía. Dicho de otra manera, se trata de crear engagement: una metodología muy eficaz a la hora de ganar nuevos clientes, a la vez que resulta de gran ayuda para fidelizar a los que ya lo son.

Para crear un blog es necesario disponer de herramientas fáciles de utilizar y muy intuitivas, que permiten mantener actualizados los contenidos del sitio web y el blog de forma periódica. Además, también pueden utilizarse para obtener información detallada sobre estadísticas de visitas y otras métricas para conocer más a fondo a los propios consumidores o usuarios que deciden usar y navegar por el contenido producido.

En definitiva, la estrategia del inbound marketing y, por ende, la del marketing de contenidos, se basa en establecer y estrechar relaciones de afinidad, simpatía e interés entre las empresas y sus targets, de tal manera que estos últimos estén auténticamente interesados en la información de valor que les aporta la marca.