¿Tienes una web desde hace varios años y no sabes si es el momento de cambiar algunas cosas? Actualizar tu web puede significar desde revisar algunos párrafos (por ejemplo en los servicios que ofreces) a un cambio integral estético y/o de contenido. Te describimos algunos motivos por los que podrías considerar una actualización de tu web.

 

Información

Con el paso del tiempo has observado que ya no lees en tu web lo que quieres expresar al mundo. Quizás has incorporado nuevos servicios, o te gustaría describirlos con otras palabras. Actualizar el contenido de tu web es esencial.

Patines viejos

¿Alguna vez has visto al final de alguna página web un año anterior al actual? Asegúrate de tener un contenido actual y que muestre claramente tu evolución.

 

Móvil y tablet

¿Lanzaste tu web en esa lejana era donde no había smartphones? Sabes perfectamente que en la actualidad todos navegamos por la red con nuestros móviles y tabletas. Si tu web no está diseñada para facilitar el acceso con estos dispositivos quizás estás perdiendo visitas.

Tablet movil

Una web que se pueda visualizar de manera idónea en cualquier dispositivo es imprescindible en los tiempos que corren. Una web con esta característica suele llamarse responsive.

 

Estética y funcionalidad

En el mundo de las web, como no podría ser de otra manera, también hay modas. A simple vista uno podría identificar si una página tiene más de 10 años. ¿Podrías tú?

La tecnología que hay detrás de las web avanza rápidamente y, aunque las páginas antiguas todavía pueden ser funcionales, la incorporación de las últimas técnicas beneficia enormemente el impacto de la web para con las visitas que recibe.

Coche antiguo

Puedes empezar cambiando los colores, añadiendo complejidad en el formato (con columnas por ejemplo), o diseñar un cambio global en el que la web respire modernidad y eficiencia, porque las nuevas tecnologías también permiten tiempos de esperas más cortos.

 

Buscadores

El último motivo que queremos destacarte es la repercusión en buscadores. A los buscadores les gusta contenido nuevo, actualizado. Una web que actualice (o cree) contenido regularmente es una buena candidata a aparecer en las primeras páginas de los resultados de búsqueda de un buscador.

Despertador

También es importante programar la web con los últimos estándares, es decir, seguir las normas que con el tiempo se van aceptando en la red. Una web veterana quizás está configurada siguiendo directrices muy antiguas, que a día de hoy ya no se utilizan. Esto puede perjudicar a la hora de posicionar tu web en los buscadores.

 

Nuestro consejo

Nosotros aconsejamos que te guíes por tu sentido común. A veces actualizar tu web será cosa de 5 minutos (escribir un artículo en tu blog o cambiar la información de contacto), pero en otros casos será un proyecto de muchas horas.

Identifica elementos de tu web que no estén aportando utilidad al funcionamiento o usabilidad, o que estén obsoletos. Investiga otras páginas para entender las diferencias. Si eres un usuario asiduo a la red, seguramente ya habrás notado algunas funciones modernas que tu sitio web aún no tiene.

Si tu web no se ha actualizado desde hace 4 años, te recomendamos que te lo plantees. Recuerda que el atractivo de una web es que nos conecta con todo el mundo: es primordial dar una buena imagen, ¿no?