Blog

Personal branding: cómo aumentar tu autoridad

A veces el término marca personal o personal branding hace que algunas personas se sientan incómodas porque parece sugerir algo snob, sin embargo podemos entenderlo de otra manera. La marca personal es una forma de conectar con las personas que más necesitan tus habilidades y experiencias. El personal branding es una forma de llamar al trabajo de comunicar tus talentos y valores profesionales al mundo. Si consigues comunicar de manera clara y breve lo que tienes que ofrecer habrás recorrido la mayor parte del recorrido.

Nuestras vidas profesionales transcurren de una forma hasta cierto punto predecible: pasamos años sacándonos títulos, obteniendo experiencia, publicando, practicando y obteniendo realmente buenos resultados con lo que hacemos, pero por alguna razón algo nos limita a compartir los beneficios con personas que realmente nos necesitan. Las empresas invierten tiempo y dinero en causar el mayor efecto en las redes y a veces nos olvidamos de que esas instituciones están hechas por personas y eso es lo que más valor tiene, es decir, lo que ha de ser verdaderamente importante para que tu marca sea valorada. Para aumentar tu autoridad personal debes aclarar en primer lugar una serie de aspectos con el fin de crear una infraestructura para tu marca.

 

Definir tus palabras clave

El ejercicio de tres palabras consiste en identificar las tres palabras que mejor ilustran lo que tienes que ofrecer al mundo. Debes tener en cuenta que, tu marca debe ser holística, lo que significa que debe cubrir no sólo tu lado profesional, sino también el personal. Tu marca debe transportar tu filosofía, creencias y valores. Estas partes de ti misma deben ser capaces de existir armoniosamente.

 

Escribir una declaración de intenciones

Un statement bien escrito es la prueba de que has hecho un trabajo profundamente introspectivo. Para comunicar tu propósito y tus creencias sólo necesitarás dos o tres frases. Una persona que no te conozca debe ser capaz de leerlo y saber exactamente qué esperar de ti. Eso sólo es posible si sabes exactamente qué quieres comunicar.

 

Crear tu propio consejo directivo

Crear tu propia “junta de directores” es útil porque te responsabiliza de esta tarea. Aprenderás sin parar. Si has reunido a un grupo de personas a las que respetas y admiras será más fácil que inviertas toda tu energía en no decepcionarles y en cumplir con los plazos para alcanzar tus objetivos.

Tus “directores” deben ser una mezcla de personas que te conozcan bien y personas que estén muy familiarizados con tus habilidades y tu campo. Lo más importante, deben ser personas que sean siempre honestos contigo: tu marca no puede crecer si la gente que tienes a tu alrededor tiene demasiado miedo en herir tus sentimientos al decirte la verdad.

Además de esta infraestructura básica, hay varios elementos que son clave para establecerse como marca:

 

La foto de perfil: un MUST

Recuerda: tu foto de perfil es parte de tu marca. Es fundamental que la foto sea de buena calidad. Hacer una foto de uno mismo no sólo implica apertura, también es otra oportunidad para promover tu marca. Dependiendo de si lo que quieres demostrar es formalidad y profesionalidad, o bien frescura e innovación, la foto debe tender bien a un corte más formal o bien a uno más casual. El lenguaje visual debe ir en armonía con tu filosofía, con tu statement y con tu forma de relacionarte en el entorno digital.

Ser social

Posicionarse en los medios de comunicación social resulta fundamental para el éxito de tu marca, porque es donde se llevan a cabo una gran cantidad conversaciones profesionales. Es importante no saturarse demasiado con el trabajo de redes. Es aconsejable que elijas no más de tres plataformas sociales (seleccionadas, por ejemplo, en función de la demografía de los clientes con los que intentas conectarte) y dedicar tiempo cada semana para actualizarlos y programarlos.

Construir tu hogar: la web

La creación de un sitio web o blog no sólo te permite aumentar tu visibilidad, sino que también te ofrece una oportunidad para mostrar proyectos completos, resaltar testimonios de clientes, ampliar los temas importantes para tu proyecto y tu sector.

Si de alguna manera estás monetizando tus servicios, invierta en un sitio web. El coste de los dominios y el servicio de alojamiento es por lo general bastante razonable, especialmente si se tiene en cuenta la autoridad profesional que te prestan. Además una página web diseñada a tu medida por profesionales te facilitará la puesta en marcha del proyecto, ahorrandote tiempo y energía.

Cosas importantes que evitar

Hay varios errores comunes que la gente suele hacer al establecer su nueva marca. Éstas incluyen:

– Establecerse en demasiadas redes sociales. Una vez más, es aconsejable establecerse en no más de tres plataformas, incluso dos redes ya son suficientes para ganar exposición y no complicarse demasiado la vida con el mantenimiento.

– Violación de la regla 80/20. Esta regla establece que el 80% de lo que publicas en las redes sociales debe ser de contenido de interés para tus seguidores y el 20% debe ser auto-promoción (por ejemplo, un enlace a un artículo que has publicado o un premio que has ganado). La gente generalmente estará feliz por tus éxitos, pero nadie quiere seguir a una persona que habla sólo sobre él mismo.

– Actualización inconsistente de las redes sociales. Una de las peores cosas que le pueden pasar a tu marca es que alguien descubra que no has actualizado tus redes en meses. Si pruebas una plataforma y no es una buena opción, borra esa cuenta. De lo contrario, correrás el riesgo de parecer poco profesional o descuidado.

– Ser vago. Algunas personas intentan parecer misteriosas en sus bios y rara vez ésto funciona. No hagas que la gente tenga que adivinar la naturaleza de tu trabajo, la mayoría de los clientes potenciales no tienen la tiempo para averiguar grandes misterios. La clave del personal branding: muéstrate de forma clara y concisa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *